Oña lanza “un SOS” ante los impagos de la Junta a asociaciones de atención temprana


La parlamentaria andaluza por el Partido Popular de Málaga Esperanza Oña ha lanzado hoy “un SOS” ante los impagos que sufren las asociaciones que prestan el servicio de atención infantil temprana por parte de la Junta de Andalucía, bien a través del incumplimiento de convenios o el retraso de subvenciones.

 

“La atención infantil temprana –de 0 a 6 años—es imprescindible, tanto de forma preventiva como una vez que se ha detectado algún problema de desarrollo”, ha subrayado Oña tras reunirse hoy con la Asociación Fuensocial y con Adimi, que trabajan en este ámbito en los municipios de Fuengirola, Torremolinos y Mijas.

 

En este sentido, ha destacado que si se consigue actuar lo antes posible “se puede lograr que los niños tratados mejoren y no se agrave el problema, lo que conllevaría una variación importante del porcentaje de discapacidad”. “Por eso es muy importante que la Junta tenga sensibilidad política para darle prioridad a la atención de trastornos de desarrollo, más teniendo en cuenta que hay listas de espera en los que el acceso a una de estas asociaciones como Fuensocial se demora más de un año”, ha explicado.

 

En Andalucía existen 19.000 niños que necesitan tratamientos de atención temprana, de los cuales más de 2.300 se encuentran en la provincia de Málaga. La forma de financiar este servicio que ha articulado la Junta de Andalucía es a través de convenios o bien de subvenciones, siempre con entidades privadas cuya labor “es indispensable porque si no existieran cabe preguntarse quién se encargaría”, ha apuntado la dirigente popular.

 

El problema está en que en ambas modalidades de financiación la Junta de Andalucía acumula impagos, ha explicado Oña, que en rueda de prensa ha detallado la situación de Fuensocial en Fuengirola y Torremolinos y la de la asociación Adimi en Mijas.

 

En el primero de los casos, Fuensocial Fuengirola, la Junta de Andalucía colabora vía convenio a través del Ayuntamiento –que también aporta 25.000 euros de fondos propios–, dotando a la asociación de 203.716 euros anuales para poder atender a un total de 140 niños. “El pago del convenio de 2014 no ha llegado hasta marzo de 2015 y respecto a este año aún no se ha pagado nada”, ha criticado la diputada autonómica.

 

Pese a ello, Fuensocial no ha suspendido el tratamiento de ninguno de los niños, gracias a que el Ayuntamiento adelanta las cantidades a la espera del pago del Gobierno andaluz; y además, con otras actividades de financiación privadas consigue dar cobertura a otros 40 niños y aligerar algo la lista de espera, que cuenta actualmente con 80 menores.

 

En el caso de Fuensocial Torremolinos, la Junta aporta las cantidades vía subvención. “En concreto, en 2014 pagó 89.660 euros para que 82 niños pudieran ser tratados, pero en 2015 aún no han recibido nada”, ha sostenido Oña, que ha advertido de que la situación de Torremolinos es más grave “porque aquí el Ayuntamiento no intermedia y nadie está asumiendo los costes salvo la propia asociación”.

 

Respecto a Mijas, la asociación Adimi tiene un convenio con la Junta de Andalucía desde 2011 por el que a través de 36.675 euros se financian 25 plazas. “Todo lo que haga a partir de ahí la asociación tiene que buscarlo por su cuenta”, ha indicado la parlamentaria andaluza que, no obstante, ha valorado el esfuerzo de Adimi “por ser capaz de estar atendiendo a más de 90 niños”.

 

Al igual que ocurre con Fuensocial en Fuengirola y en Mijas, a Adimi no se le ha pagado ninguna cantidad correspondiente a 2015, lo que agrava la situación de las listas de espera y las dificultades de estas asociaciones para poder seguir prestando sus servicios.

 

“Estas entidades hacen un trabajo magnífico, pese al abandono por parte de la Junta de Andalucía”, ha recalcado Oña, que espera que tras presentar una iniciativa parlamentaria al respecto haya algún tipo de reacción. “El esfuerzo de estas asociaciones no puede decaer por la dejadez y la desidia de la Junta de Andalucía, que no paga lo que debe, cuando además la atención temprana debería garantizarla el SAS”, ha concluido.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *