Villalobos prevé que la nueva bajada de impuestos supondrá un ahorro anual de 1.650 millones para los malagueños


La diputada nacional por el PP de Málaga Celia Villalobos ha anunciado hoy que el Gobierno prevé que la nueva bajada de impuestos supondrá un ahorro anual de 1.500 millones de euros en concepto de IRPF y de 150 millones de euros por la rebaja del impuesto de sociedades, que se suma al ahorro propiciado por la reforma fiscal que ya el Ejecutivo central aprobó para enero de 2015.

 

En concreto, gracias a la rebaja del IRPF, en la provincia de Málaga ya se ha producido un ahorro para los ciudadanos de 3.366 millones de euros en lo que va de año, y respecto a la rebaja del impuesto de sociedades, estaba previsto que a final de año el ahorro fuera de 447 millones de euros, “pero puede que lleguemos a los 600 millones por la nueva bajada aprobada ahora en julio”.

 

La también vicepresidenta del Congreso de los Diputados ha valorado la decisión del Gobierno de bajar los impuestos, “algo que se ha podido hacer gracias a que mejoran las perspectivas de crecimiento económico”. “Ya se contempló una rebaja en los presupuestos de 2015 y ahora lo que se ha hecho es adelantar la que se iba a hacer en 2016 porque las cosas van mejor”, ha explicado.

 

De esta forma, ha detallado que el tipo mínimo del IRPF para las rentas más bajas de 60.000 euros cuando el PP llegó al Gobierno estaban en el 24 por ciento. Con la reforma de enero de 2015, el tipo mínimo se situó en el 20 por ciento, y con la reforma de julio, se sitúa en el 19 por ciento, “por lo que se bajan los impuestos a los que menos tienen”.

 

Por el contrario, en 2011, el tipo de IRPF para las rentas de más de 60.000 euros estaba en el 45 porciento, se subió al 52 por ciento “para que pagasen más los que más tenían” y con la reforma de ahora se deja en el 46 por ciento, “porque era una medida temporal que se ha revertido una vez que han mejorado las perspectivas económicas”, ha indicado. No obstante, el tipo máximo se sitúa un punto por encima de lo que tenía establecido el PSOE cuando gobernaba, “por lo que mienten cuando dicen que nuestra reforma beneficia a los más ricos”.

 

De igual forma, ha recordado que aquellas rentas inferiores a 24.000 euros anuales tendrán una rebaja del 23 por ciento del IRPF, mientras que las que estén por debajo de 18.000 euros alcanzarán una bajada de impuestos del 31,06 por ciento del IRPF.

 

Asimismo, se establecen bonificaciones para familias monoparentales con dos hijos o aquellas que entre sus miembros cuentan con un discapacitado, sea ascendiente o descendiente; que alcanzarán los 1.200 euros anuales, pudiendo ser acumulativo en el caso de que concurran varias circunstancias.

 

Los autónomos y las pymes son otros de los sectores atendidos por la bajada de impuestos impulsada por el Gobierno en estas dos fases, de tal forma que enero de 2015 el IRPF se bajó al 19 por ciento, mientras que con la bajada de julio queda situado en el 15 por ciento. Además, aquellos que inicien su actividad ahora contarán con una bajada adicional del 7 por ciento “para ayudarles en sus primeros pasos como emprendedores”.

 

“La labor de la Hacienda Pública es fundamental para garantizar las políticas de bienestar social, por lo que es muy importante el esfuerzo que se ha hecho para reconducir la situación y, una vez que mejoran las perspectivas económicas, poder impulsar bajadas de impuestos”, ha señalado la dirigente popular, que cree que las dos reformas llevadas a cabo en enero y julio de 2015 no serán las últimas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *